Los pecados de Barack Obama ante el Papa Francisco

El presidente Barack Obama y el Papa Francisco.  Foto: AFP.

El presidente Barack Obama y el Papa Francisco. Foto: AFP.

 

El Papa Francisco transmite optimismo. ¿Le hará caso el Presidente norteamericano? ¿Simulará que coincide con el mensaje de Bergoglio? Al término de un encuentro de más de cuarenta minutos en su biblioteca privada, el Papa regaló a Barack Obama una copia de la exhortación apostólica «La alegría del Evangelio», que traza el programa renovador de su pontificado, y también un medallón que recuerde al jefe de la Casa Blanca su responsabilidad de promover la paz.
Obama le agradeció el libro confiándole: «Sabe usted, probablemente lo leeré cuando esté en el Despacho Oval y me sienta profundamente frustrado. Estoy seguro de que me dará fuerza y me calmará». Aunque a su lado estaba el intérprete, el Papa no esperó la traducción sino que respondió en inglés: «I hope» («Así lo espero»).
El Santo Padre le regaló también dos artísticos medallones. El primero de la columnata de Bernini diciéndole en español «Esto se lo regala el Papa…», y el segundo del «Angel de la Paz» añadiendo: «…pero Jorge Bergoglio le regala otra cosa, el Ángel de la Paz. Cuando vi esto dije: ‘Se lo voy a dar a Obama’». Esperemos que se contagie con el deseo del Santo Padre de impulsar la paz y no la guerra en el mundo.
El primer encuentro entre ambos tuvo un tono muy cordial desde el primer momento. Como hace con todos los líderes, el Papa había salido a la antesala para recibirle con un afectuoso «¡Bienvenido!”», a lo que el presidente contestó emocionado: «Muchas gracias. Es maravilloso conocerle. Es un gran honor. Soy un gran admirador. Muchísimas gracias por recibirme».
Al cabo de más de cuarenta minutos de encuentro en privado, acompañados sólo por dos intérpretes, Barack Obama presentó al Papa la delegación norteamericana, en la que figuraba el secretario de Estado John Kerry, quien se reunió a continuación con su homólogo vaticano Pietro Parolin.
El presidente obsequió al Papa con una caja hecha con cuero y madera «de una de las más antiguas catedrales de Estados Unidos», y una colección de semillas del huerto de la Casa Blanca. Con toda naturalidad, el Papa comentó en ingles «me parece que esto son zanahorias», a lo que el presidente respondió: «Si viene a la Casa Blanca le podemos enseñar el jardín». El pequeño huerto lo cuidan personalmente la primera dama Michelle y sus dos hijas, cuya ausencia por motivos de otro viaje disculpó el presidente.
Cinco años después de su visita a Benedicto XVI en 2009, cuando Obama era el líder más popular del mundo, el presidente acudió de nuevo al Vaticano «para escuchar» al actual número uno en popularidad, el Papa Francisco, y disfrutar del «efecto aureola» que proporcionan las imágenes de intercambio de sonrisas con el Santo Padre.
El primer encuentro de ambos se centró en los temas de mayor sintonía: desde la reforma legislativa que debe resolver el problema de los 11 millones de inmigrantes ilegales en Estados Unidos hasta las medidas para hacer frente a las secuelas de desigualdad que está provocando la larga crisis económica. Abordaron también los puntos de mayor interés común en política exterior: Medio Oriente –a donde el Papa viajará a finales de mayo-, Ucrania y China.

El papa Francisco y la delegación oficial encabezada por el presidente Obama.

El papa Francisco y la delegación oficial encabezada por el presidente Obama. A la derecha del Santo Padre el secretario de Estdo John Kerry y en la extrema derecha una de las bestias negras del Departamento de Estado, Victoria Nulad, subsecretaria de Estado para Europa y Asia y un funcionaria clave que provocó la caída del anterior gobierno ucraniano y facilitó el ascenso de grupos neonazis al poder en Kiev.

Discrepancias con el gobierno de EE.UU.
El Vaticano discrepa de la administración Obama en muchos otros temas, empezando por la escasez de medidas «pro vida» para ayudar a las madres en dificultades y el exceso de apoyo al aborto. Otro serio desacuerdo es el punto de la reforma sanitaria que obliga incluso a las instituciones religiosas a pagar la contracepción y otras prestaciones contrarias a sus principios éticos. Pero ambos temas fueron abordado de antemano el pasado mes de enero por el secretario de Estado vaticano Pietro Parolin durante la visita de su colega norteamericano John Kerry.
Ese adelanto cronológico de los capítulos más escabrosos permite que los comunicados oficiales de hoy resalten la sintonía pues, como dijo el embajador norteamericano ante la Santa Sede, Ken Hackett, «en este tipo de encuentros de alto nivel, se evita que nadie quede mal».
En esa línea, el comunicado del Vaticano recogía que en los encuentros de Obama con el Papa y, posteriormente, con el secretario de Estado Pietro Parolin, se abordó «el ejercicio de los derechos a la libertad religiosa, a la vida y a la objeción de conciencia». A su vez, entre las áreas de colaboración se menciona «el empeño común por eliminar el tráfico de seres humanos en el mundo».
Un Obama cínico contribuyo a preparar un clima de sintonía declarando el día anterior al «Corriere della Sera» que venía a Roma «para escuchar» al Papa ya que «su pensamiento es valiosísimo para entender cómo podemos vencer el desafío de la pobreza extrema y reducir la desigualdad en la distribución de renta. Exigiéndonos en los temas de justicia social, nos alerta del peligro de acostumbrarnos a desigualdades extremas». Desde que el actual inquilino de la Casa Blanca llegó al poder ha hecho todo lo contrario y su administración siguió la estela de muerte, hambre y pobreza desde Afganistán hasta Siria, pasando por Libia y Ucrania. ¿Entenderá el mensaje papal? ¡¡¡¡No lo creo!!!!! Es otro montaje de su cinismo supino.
El presidente reconoció que «el Papa nos desafía. Nos suplica que nos acordemos de la gente, de las familias y de los pobres. Nos invita a reflexionar sobre la dignidad de la persona humana». ¡¡¡¡Pero!!! ¿Cuántos inocentes matan los drones norteamericanos casi a diario en Pakistán o Yemen? Esas vidas no cuentan para Obama.
Regalos con mensaje
Aunque lo haga de modo cordial, el Vaticano sabe enviar mensajes. En julio del 2009, el entonces papa Benedicto XVI regaló al presidente americano una copia del documento sobre bioética «La Dignidad de la Persona», elabora por la Congregación para la Doctrina de la Fe. Era un modo de marcar el desacuerdo con la administración Obama en materias de aborto y objeción de conciencia.

Se acordará el presidente Obama del pedido del Papa de impulsar la paz en el mundo y no más guerras o cambios de gobiernos que provocan guerras

Se acordará el presidente Obama del pedido del Papa de impulsar la paz en el mundo y no más guerras como las de Siria.  ¿El Jefe de la Casa Blanca con esa cara de cordero redomado luchará porque los pobres de África, Asia y América Latina y el Caribe tengan una vida mejor? ¿Destinará a partir de ahora EE.UU. más dinero para la Ayuda Oficial al Desarrollo para las naciones pobres y no para fabricar más armas?  Está por ver.

El primer trabajo del joven Barack Obama, antes de ir a la Universidad de Harvard, fue para la diócesis de Chicago, donde se encargó durante tres años (1985-1988) de actividades sociales para varias parroquias. Al final de ese período se bautizó en una iglesia protestante, pero siempre ha mantenido admiración por la actividad caritativa de la Iglesia católica.

El próximo encuentro del presidente y el Papa será en Estados Unidos a finales de septiembre del 2015. El Vaticano sólo anuncia los viajes con seis meses de adelanto, pero el Papa Francisco ha recibido ya la invitación para pronunciar un discurso ante las dos cámaras del Congreso norteamericano reunidas en sesión conjunta. Tiene, además, una invitación a visitar Naciones Unidas y, naturalmente, a participar en el Encuentro Mundial de las Familias que se celebrará en Filadelfia. (Con información del autor y de ABC.es)

Anuncios

3 comentarios

  1. 1.-¿Recuerda cuando la URSS invadió Afganistan?. El Gobierno de Cuba apoyó esta acción pese al rechazo casi unánime del Movimiento de Paises No Alineados y de la Asamblea General de la ONU. Ese es un hecho histórico ¿no?
    2.-¿Recuerda cuando el Gobierno de Cuba continuó apoyando a Mengistu en Etiopía pese a que llevaba a cabo acciones genocidas contra Eritrea y aún contra su propio pueblo?
    3.-Pese al que reconoció su apoyo a acciones terroristas al hacer explotar en vuelo un avión civil Kadahffi continuó siendo visto por el Gobierno de Cuba como un amigo..
    4.-Mientras Hussein masacraba a los militantes comunistas en Iraq, el Gobierno de Cuba no encontró motivos para dejar de colaborar amigablemente. Lo mismo cuando gaseó a los kurdos, cuando llevó la guerra contra Iran o cuando atacó Kuwait.
    ¿De qué lado de ls Historia estaba ud. entonces?

  2. Obama no ha cumplido ninguna de sus promesas ni para los norteamericanos ni para el mundo. Ya se quitó la careta. Cada Presidente norteamericano tiene su propia guerra y Obama ya ha continuado la misma política que su predecesor en el cargo el sanguinario George W. Bush. Obama tiene las manos manchadas de sangre de muchos civiles inocentes en Pakistán, Livia, Palestina, Afganistán e Iraq, por solo citar los ejemplos más irrebatibles hasta por usted mismo Porto.

  3. Como católico, tengo serias discrepancias con Obama: el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el contenido y alcance del Obamacare. Por otra parte apoyo que haya retirado las tropas de Irak, que no haya llevado a cabo los anunciados bombardeos a Siria, sus intentos por lograr una Reforma Migratoria integral y la flexibilización en las visitas y envios de remesas a Cuba.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: