China a punto de superar a EE.UU. como la principal economía mundial

Otra mala noticia para EE.UU., puede perder la posición como primera economía mundial.

Otra mala noticia para EE.UU.: puede perder la posición como primera economía mundial.

EE.UU. está al borde de perder su estatus como primera economía mundial y es posible que este mismo año China se convierta en la principal potencia económica, según datos de importantes agencias de estadística internacionales.

EE.UU. ha sido el líder global desde 1872 tras superar en ese año al Reino Unido. Sin embargo, de acuerdo con el diario ‘The Financial Times‘, en 2014 el gigante asiático podría desplazar a Estados Unidos al segundo lugar.

De cumplirse estas previsiones, China ascendería al primer lugar de la economía global varios años antes de lo previsto, ya que la mayoría de los expertos creían que esto sucedería en torno a 2019, señala el diario haciendo referencia a las cifras recopiladas por el Programa de Comparación Internacional (ICP, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial.

Según el rotativo, estas estimaciones son las más fidedignas sobre la capacidad adquisitiva de los diferentes países. De hecho, dichas estimaciones, que este año han sido actualizadas por primera vez desde 2005, son utilizadas por organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) para elaborar sus informes y pronósticos.

Tras analizar los precios de bienes y servicios, el ICP ha decidido aumentar el tamaño de la economías de los mercados emergentes, “atendiendo a las estimaciones del coste real de la vida, conocidas como paridad del poder adquisitivo, que se consideran más fiables a la hora de comparar el tamaño de las economías en lugar de emplear la evolución de los tipos de cambio, que rara vez reflejan el verdadero coste de los bienes y servicios”.

De este modo, el cambio de revisión metodológico del ICP, que en 2005 estimaba que la economía china era aproximadamente la mitad de la de EE.UU., reflejará un crecimiento mucho más rápido que la economía del país asiático.

En la actualidad se estima que en 2011 el PIB de China representaba ya el 87% del de EE.UU. Por su parte, el FMI calcula que la economía china ha crecido un 24% entre 2011 y 2014, en contraste con el 7,6% que habría crecido Estados Unidos en ese periodo, una diferencia que hace probable que China supere este mismo año a la potencia norteamericana como mayor economía del planeta. (Texto completo en: http://actualidad.rt.com/economia/view/126777-china-eeuu-potencias-economia)

Anuncios

8 comentarios

  1. Amigo Cardona respeto su opinión, pero mantengo la mía. El imperialismo norteamericano, si usted lo analiza en el devenir histórico nació en la guerra cubano-hispano-norteamericana, con el pretexto del auto hundimiento de su acorazado Maine en La Habana, para arrebatarle a cadudo imperio colonial español el resto de sus colonias: Cuba, Puerto Rico y las Filipinas. No me refiero al robo de más de la mitad del territorio de México, sino que quiero llamarle la atención a todas las intervenciones militares que ha provocado EE.UU. en los últimos 60 años, Corea, Viet Nam, Libia, Siria, Iraq, Granada, Cuba (invasión por Playa Girón en 1961), Panamá, República Dominicana, Haití, Nicaragua, Laos, Afganistán, etc, etc,etc. Es un país cuya economía se ha expandido con la guerra y la venta de armas, donde aun mantienen ciertas ventajas tecnológicas, competitividad y mercados, entonces nadie puede estar seguro en este mundo ante un poder imperial TAN SANGUINARIO Y DESPIADADO COMO YO LO CALIFICO POR SU COMPORTAMIENTO INHUMANO ANTE EL MUNDO. Yo no dudo que si la salvación de la economia norteamericana este en la guerra provoquen una. Y si se abocan a perder su hegemonía mundial provoquen otra. EE.UU. nunca ha renunciado a dar el primer golpe nuclear y trata por todos los medios de rodear a Rusia y a China con sistemas antimisiles y eso no es otra cosa de salir vencedor de un suicida conflicto nuclear. Lamentablemente Cuba se encuentra muy cerca de las costas norteamericanas y cualquier guerra de esa destructiva magnitud afectará muy directamente a mi patria, por eso me preocupa y no confío como le digo en ese PODER BRUTAL Y DESPIADO QUE SE LLAMA IMPERIALISMO NORTEAMERICANO Y SU GUSTO POR LAS GUERRAS.

  2. Coincido con usted en un noventa por ciento, el endeudamiento de los Estados Unidos ha alcanzado niveles insostenibles y ninguna economía aguanta eso, es una receta segura para el desastre económico, ya sea a corto o largo plazo. Lo otro que no se discute es que Estados Unidos ha perdido capacidad productiva, por los altos costos de producción y otras mil razones. Lo que me resisto a creer es que la guerra pueda ser considerada como una opción viable de nada, no digo yo de “crecimiento” económico, sobre todo con relación a China. Sin restarle influencia al complejo militar industrial –que ciertamente existe y no solo en Estados Unidos– eso sería, como usted bien dice, un suicidio. Pensar que esa es una opción real es el colmo de la irracionalidad y los dueños de las multinacionales podrán ser codiciosos a más no poder pero irracionales no creo que sean, con el debido respeto.

  3. Amigo Cardona, no coincido con usted en esta ultima apreciación. Primero los problemas de la economía norteamericana son estructurales y muy profundos. La economía norteamericana se ha habituado a la dependencia de la emisión de dólares sin respaldo productivo para enfrentar el que el país se siga endeudando con cifras atronómicas. EE.UU. consume más de lo que produce. Además cada vez es más caro producir en EE.UU. de ahí que las multinacionales se vayan para México, Singapur, Corea del Sur, Malasia, Taiwan o China para producir más barato y obtener más ganancias (dígase plusvalía) en un menor tiempo. Ahí están los ejemplos de ciudades industriales norteamericanas como Detroid ahora en bancarrota y según la prensa despoblada a un ritmo vertiginoso. El capitalismo norteamericano se ha convertido en parásito y algunos especialistas predicen que la única fórmula que puede encontrar salida la crisis económica y financiera de EE.UU es mediante una guerra. Eso no lo digo yo. Y no es obsesión con una guerra entre EE.UU. y China, sino que son las acciones de EE.UU. la que lo indican. Explico: Desde el pasado año EE.UU. ha concentrado en Asia más del 60 % de su marina de guerra no contra Viet nam ni contra Japón, sino contra China. Pekín se ha dado cuenta hace mucho tiempo y no está dispuesta a ser dominada por un país al que incluso le lleva miles de años más de existencia. Pekín a marchas forzadas se está fortaleciendo militarmente en todos los órdenes, porque si hay una cosa que Washington respeta es la fuerza, como lo ha demostrado Rusia con la crisis ucraniana. Además, fíjese que las mayoría de las grandes guerras de la Humanidad comenzaron por el reparto de los mercados, las materias primas y territorios. EE.UU. está firmando tratados de libre comercio con regiones enteras (Europa y Asia) para dejar a China fuera del pastel, para intentar que China no se convierta en Primera Potencia económica mundial. EE.UU. tiene en su mano la posibilidad de apretar el gatillo con nada más que alentar o darle permiso a Taiwan a que declare unilateralmente su independencia o a Japón a se posesione más firmemente en las islas Dioyu o Sensaku en disputa con China. Tanto Taiwan como Japón tienen acuerdos de seguridad con EE.UU. que los obliga militarmente a intervenir (y la Casa Blanca ha reiterado su disposición a cumplir esos pactos) y si Taipe y Tokio dan un paso en falso, alentados por EE.UU., a China no le quedará más remedio que responder militarmente de forma enérgica como lo ha señalado reiteradamente. Y si le conviene al complejo militar industrial norteamericano esa guerra se producirá. EE.UU. también está rodeando a China como lo hace con Rusia y no es por gusto, es para intentar contenerla. Nadie puede asegurar que EE.UU. no acudirá al recurso de la guerra si fallan las herramientas de contención política y económica. Ah!!! y una más el presidente Obama ha dado una señal de lo que en su opinión permitiría una recuperación de la economía norteamericana con el empleo de las energías limpias y la innovación científica para hacer más competitiva la economía norteamericana, pero lo que leo en los últimos tiempo me indican que esa vía ha sido enterrada con las gigantescas transnacionales norteamericanas con el aquello de sacar más rápidamente beneficio a corto plazo. Están hipotecando el país por la codicia del dinero. Por estas razones no estoy de acuerdo con su último comentario.

  4. Coincido con el amigo Nusa Peñalver en todo, excepto en el comentario de que Estados Unidos no podrá contener a China “a menos que provoque una guerra en su etorno” u otras cosas parecidas. Creo que a China no la va a detener nadie, punto, la suerte está echada porque China ha sabido hacer bien las cosas; ahora bien, nada quita que Estados Unidos haga cambios fundamentales en su política y su economía (aprenda de China, por ejemplo) y cambie de rumbo, de manera que pueda volverse más competitivo y así mejorar su situación comercial frente a China. Yo soy un eterno optimista y creo que todo lo bueno es posible. Por otro lado, ¿por qué esa obsesión con una guerra entre Estados Unidos y China? Eso tampoco va a suceder, primeramente porque los intereses económicos comunes son demasiado poderosos y en segundo lugar porque las grandes potencias –todas– están muy conscientes de las realidades económicas y militares del mundo moderno y siempre encuentran la forma de llegar a acuerdos y entendidos. Lo hicieron antes Estados Unidos y la extinta URSS y lo van a hacer ahora Estados Unidos y China. Las grandes potencias se entienden entre sí, ese es un club muy exclusivo.

  5. Es así como usted dice El Oriental. Yo estuve en el 2010 en China para la Exposición Universal de Shangai y le cuento que los chinos son muy trabajadores y persistentes. No se les pasa nada y cuando usted piensa que se está riendo de ellos, ya los chinos han tomado medidas pacientemente y previsoramente. Ellos han tenido el gran mérito de haber reducido drásticamente el hambre y la pobreza, aunque aun tienen que luchar por reducirlos a cero. Tienen otros problemas como la contaminación ambiental, la corrupción, etc y están conscientes de ello. Me gustó China y EE.UU. no la podrá contener a menos que provoque una guerra en su entorno o la agreda directamente, lo cual sería un suicidio.

  6. Armando muy perspicaz su comentario. De hecho Cuba ha tenido en cuenta la experiencia de otros países, incluida la de China. Gracias por su comentario

  7. Solo tengo que decir que la preeminencia económica china se veía venir desde hace algún tiempo y que consider que ello es de beneficio mundial. El sistema económico y politico chino es muy interesante, desafía caracterizaciones simplistas y obliga a repensar esquemas y redefinir etiquetas ideológicas. Sin desatender la justicia social como norte, China ha encontrado una fórmula ideal para promover el crecimiento económico. En algunos sentidos el modelo chino es muy propio, pero en otros sentidos se presta para ser adoptado –con las correspondientes modificaciones, por supuesto– por otros países, incluyendo a Cuba.

  8. Sin haber comenzado ni siquiera a leer este articulo, hace unos años se pronosticaba que eso iba a suceder, China es unos de los países mas globalizados, aunque no creamos ver eso, saben hacer buenos negocios, dan los prestamos con dos tipos de intereses y se aseguran que con esos prestamos se les compren su tecnología y servicios, se aseguran el petróleo con prestamos y de paso con un descuento de 2 dólares por barril en el caso de Venezuela, además exigen entre sus condiciones que el petróleo deben ser colocados en países como Singapur, es decir se les tiene que pagar el flete hasta allá y por ultimo, lo revenden inmediatamente al precio internacional y finalmente no compran ni un clavo en los países en donde están porque todo tiene que traerse de china, por eso siempre he dicho que los chinos si saben hacer negocios, además son muy trabajadores y ahorran por todo y pagan bajos salarios porque tienen las legislaciones laborales muy atrasadas con respecto a las demás empresas de otras partes del mundo, pude darle servicios durante algunos años y pude conocer bastante sobre de ellos. esos si saben hacer dinero. En el pasado antes de sus cambios económicos eran muy religiosos con las teorías de la igualdad y las concepciones comunistas , ahora ellos dicen que es honor que la gente produzca y sea rica.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: