El Tea Party da golpazo al Partido Republicano

El representante Eric Cantor, republicano por Virginia, renunciará a su cargo de jefe del bloque republicano en la Cámara de Representantes.

El representante Eric Cantor, republicano por Virginia, renunciará a su cargo de jefe del bloque republicano en la Cámara de Representantes.  Tendrá que hacer más de una mueca para tragar la amargura de la derrota a manos del Tea Party.

WASHINGTON.- Cuando faltan sólo 150 días para las elecciones legislativas en Estados Unidos, el movimiento ultraconservador Tea Party cosechó su victoria más importante en las primarias republicanas, al lograr que un candidato casi desconocido derrotara al poderoso líder del bloque en la Cámara de Representantes, Eric Cantor.

El golpe que acaba de sufrir Cantor -un republicano del ala dura aunque moderado en comparación con el Tea Party- en las primarias en su distrito del estado de Virginia se convirtió en un terremoto con ramificaciones dentro y fuera del partido.

Puertas adentro, demostró a los republicanos que el Tea Party está no sólo vivo sino tan fuerte como para marcar agenda. Puertas afuera, pareció un mensaje contra la ya demorada reforma migratoria, que podría ser la primera víctima de las urnas.

Se esperaba anoche que Cantor, cuya carrera se daba poco menos que por terminada, diera a conocer sus próximos pasos. Anoche renunció al cargo de jefe de bloque de la mayoría en la Cámara donde dominan los republicanos.

Feroz contendiente de los programas de Barack Obama, el revés del otrora hombre fuerte se convirtió, enseguida, en una oportunidad para otros tan ambiciosos como él. En cuestión de minutos, se multiplicaron los aspirantes a ocupar su cargo como cabeza de bloque.

Otros no salían de su asombro. Ocurre que las internas republicanas de Virginia se presentaron como poco menos que un paseo para Cantor que, de pronto, se vio superado por David Brat, un profesor de economía respaldado por el Tea Party que llegó a la batalla sin apenas dinero para la campaña.

“Éste es un milagro divino”, dijo el triunfador al celebrar su victoria. “Son las bases de nuestro partido las que hablaron. Es la gente que está harta del gasto y de la ineficacia de Washington”, disparó.

Fue un golpazo para los republicanos. No hay memoria de una derrota de ese tipo de un aspirante con rango tan expuesto como el de jefe de bloque y que contara, además, con el apoyo de la estructura partidaria.

“Lo que pasó con Cantor es que su trabajo como jefe de bloque lo separó de sus bases en Virginia, perdió contacto y no pudo sintonizar con la campaña”, intentaba explicar un analista partidario.

El mensaje traspasó las líneas de los republicanos y se convirtió en una amenaza para la demorada agenda de los demócratas en el Congreso. Por caso, si hasta ahora no pudieron avanzar con su reforma migratoria, el temor es que esto haya terminado por sepultarla.

“¿Puede ser la derrota de Cantor la de todos los republicanos más moderados?, se preguntó The New York Times. Eso, con la salvedad de que ni siquiera el propio Cantor lo era.

La interpretación es que, tras el golpazo del Tea Party, los republicanos más proclives a la reforma podrían mostrarse temerosos a sufrir el mismo castigo. No sólo eso: en términos más amplios, el mensaje de las urnas podría llevarlos a ser menos colaborativos aún con las propuestas de Obama.

Tanto fue el temor que los demócratas tuvieron que salir al ruedo. “Acá no hay nada muerto. La reforma no está muerta”, dijo el senador demócrata Robert Menéndez, en diálogo con corresponsales, entre ellos LA NACION. “En todo caso, creo en Lázaro”, ironizó, en una apelación al personaje bíblico de la resurrección.

Brat, en tanto, ya se apunta con entusiasmo para las elecciones de noviembre. “Ustedes demostraron que, al momento de votar, no es el dinero de campaña lo que cuenta sino la fe y la convicción”, dijo a la hora de agradecer a sus seguidores y apuntar a los nuevos. Un discurso directo para convocar en la próxima cita.

(Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1700492-el-tea-party-asesta-un-golpe-inesperado-a-los-republicanos)

Anuncios

4 comentarios

  1. Roberto Peraza-Rico
    Just now ·

    Vídeo Homs revestimiento mártir bebé recién nacido 16 62 014 Advertencia demasiado dura
    LikeLike · · Share

    Roberto Peraza-Rico http://youtu.be/rczoMLKKnP0
    حمص تلبيسة شهيد طفل حديث الولادة 16 6 2014 تحذير الفيديو قاسي جداً
    تحذير: الفيديو قاسي جداً و فيه مشاهد مؤلمة .الغرض من الفيديو هو توثيق الجريمة ال… See More
    Just now · Like · Remove Preview

  2. En mi modesta opinión, a los que somos del Tercer Mundo nos da lo mismo que en las elecciones estadounidenses (sean legislativas, presidenciales, de gobernaturas) ganen republicanos o demócratas. Da lo mismo el burro que el elefante en ese contexto. Todos responden a lo mismo, las transnacionales. Entonces, ¿qué más da quién gane las PRIMARIAS dentro del Partido Republicano? Es quizás un poco preocupante, si los del Tea Party son de corte ultraderechista, cuasi-fascista, de lo que no tengo suficiente información, pues los fascistas que se auto-reconocen como tal, no toman sólo en cuenta pragmatismos a la hora de invadir naciones más débiles, sino incluso venganzas históricas contra naciones rebeldes (pensando en Cuba, claro). Pero en el gris paisaje político norteamericano (con la sombra verdosa del dólar que lo financia todo), los forcejeos entre los lobbies solamente significan los grupos económicos que estarán más favorecidos para el próximo período legislativo, y eso significa muy poco para América Latina y Cuba en particular.

  3. Muy de acuerdo con su comentario Sr Armando,muy Buena referencia.Gracias

  4. Muchas elecciones –no todas– pueden dar este tipo de sorpresas, nada está escrito en piedra hasta que no se cuenta el último voto. En lo personal, creo que Cantor se sobreconfió y subestimó a su contrincante y en todo caso me reitero en que el Tea Party ya jugó su papel histórico y está dando sus últimos aletazos. Nota de interés para los que alegan que se pueden “comprar” elecciones en EEUU o en cualquier otra parte: Cantor gastó en su campaña mucho más dinero que su oponente y aun así perdió. No creo que no deba haber límites ni controles en los gastos de campañas políticas pero hay candidatos que son sencillamente inelegibles y gastar más dinero no asegura el triunfo, numerosos estudios lo confirman.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: